Seleccionar página

Nuevo apoyo para la puesta en marcha del tren de cercanías desde Palma del Río hasta Villa del Río. En este caso, ha sido la Asociación para el Fomento del Turismo del Valle del Guadalquivir Cordobés la que acordó ayer exponer públicamente su apoyo al tren de Cercanías del Valle del Guadalquivir, tras la reunión mantenida en junta directiva y asamblea. El presidente del Grupo de Desarrollo Rural (GRD) del Medio Guadalquivir, Francisco Palomares, acudió al encuentro, tras el que señaló a el Día la necesidad de que el tren se ponga en marcha “lo antes posible”. Palomares aseguró que se trata de un proyecto “que nos beneficia a todos y también a la capital”. A su juicio, el desarrollo de esta infraestructura ferroviaria “es un proyecto fundamental y servirá para atraer a la zona nuevas inversiones y al turismo”.

El apoyo unánime de la asamblea a la puesta en funcionamiento del tren de Cercanías fue uno de los puntos destacados de la jornada. Según la asociación, este nuevo transporte marcaría un “punto de inflexión” en el desarrollo turístico del Destino del Valle del Guadalquivir, ya que serviría para unir “de manera más práctica, cómoda y ecológica, el turismo de la capital con toda la oferta del Valle del Guadalquivir, motivo que contribuiría, sin lugar a dudas, a la ampliación de las pernoctaciones de los turistas a Córdoba, al poder complementar su oferta con visitas como el Castillo de Almodóvar o el Palacio de Moratalla, entre una amplia oferta de productos”.

Este nuevo apoyo llega después de que la Junta anunciara el martes que técnicos de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la Diputación habían mantenido un encuentro para “avanzar en los trabajos de la puesta en servicio del Cercanías entre Palma del Río y Villa del Río”.

El servicio de Cercanías es desde hace años una reivindicación principal de los municipios que se encuentran en el eje de Villa del Río hasta Palma del Río, una infraestructura que requeriría de unos 70 millones de euros de inversión, según los últimos cálculos realizados por la Subdelegación del Gobierno. En octubre del año pasado, la Unión Europea concedió una subvención de siete millones de euros a la Junta de Andalucía para los primeros pasos de esta infraestructura, de la que aún no hay proyecto alguno a desarrollar.